tu blog de maternidad 
en positivo y en el color
que tú quieras

Sumérgete en el mundo del porteo, los pañalesde tela, la crianza natural y la disciplina positiva.

Crea un mundo mejor para tus hijos y ayúdalosa crecer para que se sientan amados y se conviertan en adultos felices.

5 razones para usar pañales de tela

2 COMENTARIOS
He de reconocer que cuando descubrí los pañales de tela por primera vez, no me convencieron de inmediato.

Fué después de buscar mucha información y de interrogar a amigas que los usaban, cuando poco a poco me fuí dando cuenta de que encajaban con nuestro estilo de vida y nuestras necesidades.

Así que me lanzé a usarlos y, unos cuantos años después, puedo decir que ojalá los hubiera descubierto antes.

En este post te voy a dar 5 razones que harán que te decidas a probar los pañales de tela

Venga, empecemos:

Tejidos 100% libres de químicos en contacto con la piel de tu bebé

Esto es algo que puedo afirmar con total convencimiento: con los pañales de tela tendrás la certeza de que no hay químicos en contacto con la piel de tu bebé. Sin embargo, esto no ocurre con los pañales desechables.

¿Te has preguntado alguna vez de qué están fabricados? sin entrar en mucho detalle, te diré que principalmente de celulosa y diferentes plásticos como el polipropileno, el poliacrilato y el poliéster.

Además, recientemente se publicó un estudio que demuestra que la mayoría de pañales desechables (incluso algunas marcas “ecológicas”) contienen residuos de moléculas con toxicidad demostrada o sospechada. Puedes ver el estudio completo en el post Los 5 tóxicos que hay en los pañales desechables de tu bebé.

Si quieres ampliar información, también puedes echar un ojo al estudio en el que se demostró que el uso de pañales desechables fabricados con plásticos (que son la mayoría de los desechables) hace aumentar la temperatura escrotal de los bebés y como esto puede ser una de las posibles causas de la creciente infertilidad masculina de las últimas décadas. Lo puedes ver aquí. (en inglés)

Son tan fáciles de usar como los desechables

Una de las frases que suelo escuchar más es que los pañales de tela son cosas de abuelas. He de reconocer que yo misma pensaba eso hace unos años, pero los pañales de tela han cambiado mucho desde que los usaban nuestras madres. ¡No tienen nada que ver!

En mi ebook sobre los pañales de tela (puedes descargártelo gratis suscribiéndote al final de este post) explico todos los sistemas que hay en el mercado actualmente, pero de momento quiero que deseches esta idea y te quedes con esta otra: hoy en día, los pañales de tela son tan fáciles de usar como los pañales desechables.

Y, además, disponemos de lavadoras y secadoras que hacen tooodo el trabajo “sucio”, permitiéndonos ahorrar y ayudar al medio ambiente.

Si sigues leyendo te lo demostraré 🙂

Son mucho más ecológicos

Voy a hacer un cálculo rápido y sencillo para que veas la cantidad de pañales desechables que se gastan de media por niño.

Vamos a suponer que los 6 primeros meses de vida se hagan unos 7 cambios diarios (aunque tiro a la baja, pues suelen ser algunos más y el primer mes y medio los cambios llegan a ser entre 10 y 12 al día) tenemos un total de 1260 pañales los primeros 6 meses.

Suponiendo que el peque lleve pañal hasta los 3 años (esto dependerá de cada niño, pero por simplificar el cálculo) y que cada día hacemos una media de 5 cambios (tiro de nuevo a la baja, pero compensamos asumiendo que va a llevar pañal hasta los 36 meses) ya son 4500 pañales desechables más.

Así pues, rápidamente hemos visto que por cada bebé se gastan más de 5700 pañales desechables que NO se pueden reciclar y NO son biodegradables. Esto se traduce en toneladas de residuos en los vertederos que permanecen allí durante años, filtrando residuos y contaminando el planeta.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2015 hubo 420.290 nacimientos en España. No quiero poner el resultado de multiplicar estos 5700 pañales por más de 420.000 bebés porque la cifra resulta abrumadora.

Pero, ¿cuantos pañales de tela necesita tu bebé? Pues con unos 20-30 tendrás suficientes. ¡Y los podrás volver a usar si tienes otro bebé!

Llegados a este punto, siempre hay alguien me dice: Pero Cristina, si al lavarlos también se gasta mucha agua y detergente.. ¿No perjudicamos al medio ambiente también de esta manera?

Pues la respuesta es no, el impacto de los pañales de tela en el medio ambiente no es, ni por asomo, comparable al de los pañales desechables.

En próximos posts te demostraré el coste que supone poner una lavadora de pañales y te aseguro que se gasta mucha más agua al blanquear la celulosa de los pañales desechables durante su fabricación (además de los químicos que se utilizan, que también contaminan, of course).

En cuanto al detergente, los pañales necesitan muy poquito y, sino, se pueden usar perfectamente las nueces de lavado que son naturales y ecológicas y dejan los pañales y toda la ropa perfectamente limpios de forma natural 😉

Inicialmente son una inversión, pero a la larga son un gran ahorro

Aquí voy a ser muy breve.

6000 pañales desechables x un precio medio de 0,25 euros = 1500 euros

20 pañales de tela unitalla (por hacerlo simple) x un precio medio de 23 euros = 460 euros

CONCLUSIÓN: los pañales de tela suponen un ahorro de más de 1000 euros.

He querido hacerlo rápido para que fuera muy visual, pero generalmente el gasto en pañales de tela puede ser incluso menor, si tenemos en cuenta los diferentes sistemas que hay, marcas, descuentos y packs ahorro con los que se puede reducir aún más la inversión. Y recuerda que si tienes un segundo bebé, los vas a poder volver a utilizar.

Los pañales de tela son estéticamente más bonitos

El tema de la estética he querido dejarlo para el final ya que considero que no es en sí una razón para decidirse a utilizar los pañales de tela. Las 4 razones anteriores son las que nos han de hacer que nos decidamos a utilizar pañales de tela, son realmente unas razones a valorar y tener muy en cuenta.

Pero es cierto que, en comparación con los pañales desechables, los pañales de tela ofrecen múltiples posibilidades en cuanto a estampados, sistemas, tipos de cierre, etc. lo que nos permite incluso combinarlos con la ropa.

Como digo, no es una razón de peso, pero he de reconocer que a mi me encanta combinar los pañales de mi hija con sus vestiditos veraniegos 🙂