tu blog de maternidad 
en positivo y en el color
que tú quieras

Sumérgete en el mundo del porteo, los pañalesde tela, la crianza natural y la disciplina positiva.

Crea un mundo mejor para tus hijos y ayúdalosa crecer para que se sientan amados y se conviertan en adultos felices.

¿Portear en invierno? Sí, es posible. ¡Y sin pasar frío!

Deja un comentario

Lo confieso: me encanta el frío. Y desde que soy mamá y porteo, lo disfruto mucho más. Y es que es tan agradable llevar a tu bebé contigo, bien juntitos y sintiendo ese calorcito que desprende 😀 así que sí, ¡me encanta portear en invierno!

Sin embargo, es muy habitual tener dudas al principio, sobre todo si tu bebé nace en invierno o si nunca has porteado antes.

¿Tendrá frío o lo habré abrigado demasiado? ¿Esto de portear con frío será una buena idea? La eterna pregunta. Hasta hoy.

 

En este post vas a descubrir que portear en invierno es una opción más que viable y que tú, si quieres, también lo vas a poder disfrutar.

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que lo más aconsejable es que os vistáis igual que cuando estáis en casa.

¿Por qué? Muy sencillo:

 

Al ir pegadito a ti, el bebé ya está más calentito.

Y el portabebé supone, como mínimo, una capa más de ropa.

 

Y digo como mínimo ya que eso dependerá del tipo de portabebé que estés usando (los hay más o menos frescos) y también del gramaje y el nudo escogido si lo que usas es un fular, por ejemplo.

Una vez tenemos claro esto, es lógico pensar que si vamos “vestidos de casa” y fuera hace frío, nos va a hacer falta abrigarnos un poco más. Como hacemos siempre, en realidad. Y es que para portear en invierno no hay más secreto que el sentido común.

 

Opciones hay muchas:

  • desde un abrigo que te vaya grande y te permita meter al bebé + portabebé dentro
  • hasta una simple manta que cubra al bebé + un abrigo para ti
  • pasando por que cada uno lleve su abrigo (cosa que no te recomiendo, salvo en la época de sube y baja, ya que el portabebé no se ajusta demasiado bien y suele resultar incómodo para el bebé)

 

Pero el propósito de este post no es explicarte como hacer un apaño, sino que te voy a contar que he usado yo con mis dos hijos ya que, según mi experiencia y formación, es lo más adecuado y con lo que te vas a sentir más cómoda: la ropa de porteo.

 

Cómo portear en invierno

Me gusta ir directa al grano, así que voy a hablarte de los abrigos y los cobertores de porteo.

 

Abrigos de porteo y embarazo

Los abrigos de porteo quizá sean la opción más cara, pero sin duda vas a amortizar muy rápido la inversión ya que gracias al insertable que se incluye, lo puedes usar como abrigo de embarazo primero y luego para portear tanto delante como a la espalda.

Además, si le quitas el insertable te sirve como abrigo normal, por lo que lo podrás usar hasta que te canses de él.

Pero portear en invierno con un abrigo de porteo y embarazo tiene aún más ventajas, ya que:

  • Son cómodos y prácticos, ya que si entras a algún sitio con calefacción, te quitas el abrigo y listo. Esto se agradece especialmente cuando el bebé está dormido, ya que no hay que desperarlo para sacarle del portabebé para quitarle el abrigo, por ejemplo
  • La mayoría de modelos que hay actualmente en el mercado protegen de la llúvia y el viento, además del frío
  • Se puede usar con todos los tipos de portababés: fulares, mochilas, mei tais, bandoleras..
  • Tienen unos diseños muy favorecedores y muchos colores distintos a escoger

Así es, actualmente hay abrigos de porteo para todos los gustos, en muchos y bonitos colores, más o menos impermeables y/o abrigados, largos o más cortitos.. Y en TimuMama tenemos las mejores marcas de abrigos de porteo y embarazo.

Aquí puedes ver los Wallaby 2.0 y el Bandicoot (para papás):

 

Eso sí, debes tener en cuenta que uno de los inconvenientes de los abrigos es que van por tallas, obviamente. Esto no es un problema salvo que tengas que compartir el abrigo con tu pareja u otra persona y, como suele ser lo más común, no tengáis la misma talla.

Pero no te preocupes, en estos casos siempre podemos recurrir a los cobertores de porteo.

 

¿Qué son los cobertores de porteo?

Se trata de la opción más económica para portear con frío, ya que se ajusta muy bien a cualquier portabebé y tú puedes seguir utilizando tu chaqueta o abrigo preferido.

Al ser unitalla, lo puedes compartir con tu pareja o con quien tú quieras, ya que se adapta a todas las tallas del porteador y del bebé, gracias a las cintas ajustables y elásticos que suelen tener la mayoría de cobertores del mercado.

El inconveniente que yo les veo, es en cuanto al porteo a la espalda se refiere. Ya que en ese caso debemos colocar el portabebé por encima de nuestra chaqueta y después el cobertor, lo que no suele ser demasiado fácil ni cómodo.

Aún así, los cobertores de porteo siguen siendo una muy buena opción para portear en invierno, siendo su principal ventaja la relación calidad precio y que lo puedes compartir con quien quieras y así disfrutar todos del porteo 🙂

No quiero alargarme más, espero que este post te haya sido de utilidad y que hayas solventado todas las dudas que tenías.

En caso contrario, puedes escribirme a hola@timumama.com o a través del chat de la tienda, estaré encantada de ayudarte.

Si lo prefieres, también puedes unirte a la TribuMama, mi grupo privado de Facebook en el que solvento todas las dudas mientras hacemos tribu 😉

Un abrazo,

 

 


Fotos: Wombat London, Momawo y Hoppediz