tu blog de maternidad 
en positivo y en el color
que tú quieras

Crea un mundo mejor para tus hijos y ayúdalos a crecer para que se sientan amados y se conviertan en adultos felices.

Conciliación familiar: la reducción de jornada

2 COMENTARIOS

Una semana más vuelvo a la carga con la conciliación familiar y laboral, esta vez con la reducción de jornada por cuidado de hijos, un derecho al que podemos acceder si trabajamos por cuenta ajena y que debes conocer si tienes un/a hijo/a menor de 12 años.

IMPORTANTE: al igual que la excedencia por guarda legal, el derecho a la reducción de jornada es válido tanto para las mamás como para los papás, aunque sea más común ver a las madres accediendo a ellos.

En mi caso, hace apenas mes y medio que me he reincorporado a mi trabajo por cuenta ajena con reducción de jornada y, aunque intuyo que a la empresa no le ha hecho especial ilusión, es MI DERECHO y de momento así voy a seguir

Por si lo quieres consultar, la reducción de jornada por guarda legal está regulada en el Estatuto de los Trabajadores en el artículo 37.6 y 37.7.

Aquí tienes un resumen de lo más importante que debes tener en cuenta.

 

Ventajas de la reducción de jornada por cuidado de hijos:

 

Esta reducción lleva incluída una fantástica protección antidespido

Para mi, una de las principales ventajas de estar en reducción de jornada es esta. Debes tener claro que un despido en reducción voluntaria de jornada únicamente podrá ser procedente o nulo, nunca podrá ser declarado improcedente. O en otras palabras, es nulo a no ser que la empresa demuestre que es procedente.

Sí sí, como lo lees: es la empresa la que ha de demostrar que el despido no es improcedente. Por lo que lo normal sería que se lo pensaran dos veces antes de dar el paso, pues si les da por despedirte porque les fastidia que trabajes menos horas y encima escojas tú tu horario (créeme, hay de todo en este mundo) tienen las de perder 😉

 

 

Puedes escoger el horario que prefieras dentro de tu jornada laboral habitual

Independientemente de los perjuicios que esta decisión (TU decisión) pudiera tener para la empresa o el resto de empleados, ya que esto no ha de suponer limitación alguna de tus derechos.

Aún así, hay que tener en cuenta lo que se indica en el artículo 37.7 del Estatuto: “No obstante, los convenios colectivos podrán establecer criterios para la concreción horaria de la reducción de jornada a que se refiere el apartado 6, en atención a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral del trabajador y las necesidades productivas y organizativas de las empresas”

En otras palabras: revisa tu Convenio para ver si se indica algo al respecto, por si acaso.

 

Las posibles indemnizaciones las cobrarías igual que si estuvieras a jornada completa

Esto es válido tanto para la indemnización por despido procedente, como para bajas incentivadas (cuando se empeñan en pagarte para que dejes la empresa) y también para la posterior prestación por desempleo si procede.

Ten en cuenta también que durante los dos primeros años de reducción las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad y paternidad computan como cotizadas al 100% (como si estuvieras a jornada completa).

IMPORTANTE: asegúrate que la empresa gestiona correctamente la reducción de cara a la Seguridad Social y/o que no intentan colarte un contrato por menos horas ya que, en ese caso, perderías todos los derechos que te brinda la reducción de jornada en cuanto a lo comentado en este punto y también en cuanto a la protección antidespido.

 

Te puedes reducir la jornada desde un 12,5% hasta un 50% 

 

Y puedes escoger el porcentaje de reducción que más te convenga, dentro de ese intervalo.

 

La duración de la reducción la decides tú

 

Puedes disfrutar de tu reducción y conciliar como máximo hasta el día antes en que tu hijo/a (o los hij@s de tu pareja de hecho u otro menor del cual tengas la guarda legal) cumpla los 12 años de edad.

 

 

Desventajas de la reducción de jornada por guarda legal:

 

La disminución proporcional de tu salario

 

En otras palabras, tu salario se verá reducido en el mismo porcentaje en el que te reduzcas la jornada, no tiene más. Y para la mayoría de familias es una desventaja importante, aunque poco más podemos hacer a parte de hacer números y planificar muy bien tus finanzas para llegar a final de mes sin tener que hacer excesivos malabares 😉

Para que puedas hacerte una idea del impacto de la reducción de jornada en tu economía doméstica, puedes hacer una simulación a través de BBVA Baby Planner.

Con esta simulación podrás hacer un pequeño cálculo (ten en cuenta que no es exacto) y comprobar si la reducción que te planteas es viable o no, teniendo en cuenta tus ahorros y otros ingresos mensuales que puedas tener y, sobretodo, los gastos.

 

Posibles represalias o mal ambiente

No sería la primera vez que ocurre, ni por desgracia será la última.

Tanto para la empresa como para los compañeros, que una se reduzca la jornada puede ser una gran fuente de malos rollos.

La empresa puede necesitar cubrir las horas que tú no estás trabajando y lo más seguro es que no les haga ni pizca de gracia o, peor aún, que te digan que no es su problema que te hayas reducido la jornada y que el trabajo es el que hay y que tiene que salir igual (alucinante, pero tan real como la vida misma).

O que le toque a un compañero encargarse de parte del trabajo que hacías tu antes, sobresaturando al compañero que lo mismo no entiende que la culpa no es tuya, sino de la empresa.

Para todos estos casos y si la cosa se pone fea, yo te recomiendo que te dirijas al sindicato, a Inspección de Trabajo y/o a un/a abogad@ especializad@.

 

Otras cositas a tener en cuenta:

  • Como siempre, mi consejo es que comuniques la reducción de jornada por burofax
  • Comunica tu decisión con un mínimo de 15 días de antelación e indica la fecha de inicio y fin de la reducción de jornada
  • ¡Que no te lien! que si no puedes coger ese horario, que si ya hay otras madres con reducción y tú no puedes cogerla también y otras barbaridades por el estilo no deben hacerte dudar. Si aún así no lo tienes claro, consulta a un/a abogado/a.
  • Consulta también el Convenio para asegurarte de que cumples todos los requisitos que allí se indican, como por ejemplo si se requiere un formulario especial o un preaviso de más de 15 días de antelación o cualquier otra cosa que debas tener en cuenta a la hora de solicitar la reducción
  • “Las reducciones de jornada contempladas en este apartado constituyen un derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.”. Esto quiere decir que únicamente te pueden poner pegas si tu y tu pareja trabajáis en la misma empresa. En los casos en los que intentan negarse por haber otros trabajadores en la misma situación es para darles un zasca en toda la boca y por supuesto es denunciable. Así que si te ves en esa situación, ¡actúa!

 

Plantilla descargable GRATIS

Aquí tienes la plantilla que yo he usado para solicitar la reducción de jornada a la empresa (recuerda que siempre es mejor que las envíes por burofax). ¡Espero que te sea útil!

plantilla gratis reducción de jornada por guarda legal

Haz click en la imagen para descargar la plantilla GRATIS

IMPORTANTE: las normativas cambian y puede que cuando leas este post se hayan modificado algunas, por lo que te aconsejo que compruebes que todo sigue en vigor y, en caso necesario, consultes con un abogado especializado.

 

 

Y hasta aquí el post de hoy, espero que te haya gustado 🙂

¿Has estado o estás en reducción de jornada por cuidado de hijos? ¿Has tenido algún problema al solicitarla o al reincorporarte a jornada completa a la empresa?

En mi caso no he tenido ningún problema, pero soy consciente de que no siempre es así y es por eso que he querido compartir este post contigo 😉

Un abrazo,

 

 


Fotos: Unsplash