tu blog de maternidad 
en positivo y en el color
que tú quieras

Crea un mundo mejor para tus hijos y ayúdalos a crecer para que se sientan amados y se conviertan en adultos felices.

¿Cuándo debo contratar una asesora de porteo?

Deja un comentario

La verdad es que para esta semana había preparado otro post, pero me he lanzado a escribir este porque últimamente he tenido que lidiar con algunas personas que no entienden el valor que una asesora de porteo les puede aportar.

Ya sabes que yo no soy de las que intenta convencer a nadie de nada. A mi me gusta informar y que luego las familias, en base a esa información, decidan lo que creen que es mejor según sus necesidades.

Desde luego, estoy para ayudar, pero a veces lo que necesita una familia no es asistir a un taller de porteo con otras 5 familias más o venir a la tienda a probar un par de portabebés.

A veces se necesita contratar una asesora de porteo que te ayude con tus dudas y/o problemas de forma totalmente personalizada.

 

En este post te voy a contar 5 casos en los que sería conveniente contratar a una asesora de porteo

 

Venga, ¡al lío!

 

El porteador tiene alguna necesidad especial

 

Lo pongo el primero porque es uno de los casos que más consultas suele tener, ya que erróneamente se cree que si se tiene dolor o problemas de espalda (por poner un ejemplo) no se puede portear.

 

Y esto no es así, para nada.

 

Si sufres dolor cervical o te han diagnosticado lumbalgia, hernia discal o escoliosis sí puedes portear.

Pero vas a tener que seguir una serie de pautas que no suelen ser conocidas por la mayoría de dependientas de tiendas de puericultura en las que se venden portabebés.

Y es por este motivo por el que una asesora de porteo bien formada en necesidades especiales es clave.

Yo he tenido la suerte de contar en mis formaciones de porteo con un completo módulo sobre este tema y, de hecho, es uno de los motivos por los que me decidí por esas formaciones y no otras.

Te aseguro que me han llegado consultas de  familias a las que se les ha dado cada consejo que dan ganas de llorar.

Así que si este es tu caso, busca a una asesora de porteo cualificada, que te aseguro que existimos 😉

 

El bebé tiene alguna necesidad especial

 

Llegados a este punto tengo que decir que el porteo no siempre es factible.

 

Hay algunos casos en los que el porteo puede comprometer la estabilidad del bebé y, por lo tanto, no sería una opción.

 

Por ejemplo sería el caso de: bebés con heridas quirúrjicas, intubados, con huesos de cristal..

Sin embargo, hay otros casos en los que el porteo sí es una opción, como por ejemplo algunas patologías posturales como el síndrome de Kiss o la displasia de cadera o desajustes posturales como la hipotonía.

De nuevo mi postura es clara: hay que buscar una asesora de porteo que esté bien formada, porque son casos muy especiales que requieren de un muy buen asesoramiento.

 

 Quieres sacarle el máximo provecho a tu/s portabebé/s

 

Es bastante común que se compren portabebés en tiendas online o en tiendas no especializadas y que ni siquiera te expliquen mínimamente como se deben colocar.

Sobretodo en el segundo caso, es bastante socorrido decir que “puedes leerte las instrucciones”.

Tema instrucciones de portabebés daría para un post a parte, jaja. Pero básicamente lo que quiero que entiendas es que sí, puede que con las instrucciones ya te apañes más o menos, pero sólo con eso me atrevería a asegurarte que no le vas a sacar el máximo partido a tu portabebé.

 

 

Sobretodo cuando se trata de fulares tejidos, bandoleras o mochilas evolutivas, suelen surgir muchas dudas. Incluso cuando lo has comprado en una tienda especializada y te han explicado como colocarlos.

Muchas veces se compran los portabebés cuando aún se está embarazada y ni siquiera los puedes probar en condiciones.

Y también habiendo ido a comprarlo con tu bebé, suelen surgir dudas una vez se empiezan a usar.

Si es tu caso, no te preocupes porque es lo más normal del mundo.

Para eso estamos las asesoras de porteo, para ayudar a portear de forma óptima y conseguir que puedas aprovechar al máximo tu/s portabebé/s.

 

Quieres pasar a tu bebé a la espalda pero lo has intentado muchas veces sin éxito o, simplemente, no te atreves

 

Esta es otra de las consultas que más suelo tener y es que aunque hay cientos de vídeos en la red dónde te explican con todo lujo de detalles como pasar a un bebé a la espalda, la realidad es que es algo que os suele dar bastante miedito, jeje.

Pero oye, que no pasa nada, ¡a mi también me lo daba al principio!

Yo siempre he sido muy autodidacta y (creo que a veces demasiado) lanzada y reconozco que yo aprendí a base de intentos encima de la cama, jaja. Y no con muñeco precisamente..

 

Pero cuando me formé, aprendí trucos que NO se ven en los vídeos.

 

Trucos que sólo una asesora bien formada te va a saber transmitir correctamente.

Así que ya sabes, si quieres portear a la espalda pero no te acabas de atrever, contrata a una asesora de porteo y ya nunca más tendrás ese problema 🙂

 

 

Has leído tanto sobre portabebés que eres incapaz de decidirte por uno

 

Ahora es cuando tiro por tierra tu ilusión de encontrar el portabebé perfecto.

 

Porque no, lo siento: el portabebé perfecto NO EXISTE

 

¿Qué sería de las asesoras de porteo si así fuera? 😉

Actualmente hay muchíiiiiisimos tipos de portabebés. Tantos, que ni yo misma los conozco todos. Es que es imposible.

Y créeme, la sobrecarga informativa (o infoxicación como me gusta llamarla a mi, jaja) es un problema bien gordo.

Llega un punto en el que las mamás os veis incapaces de decidir.

Si este es tu caso, tampoco tienes de qué preocuparte: sólo tienes que poner una asesora de porteo en tu vida 🙂

 

Y tú, ¿qué opinas? ¿Se te ocurre algún caso más en los que es imprescindible contratar a una asesora de porteo?

Antes de terminar, te quería recordar que desde TimuMama te ofrezco el servicio de asesoría de porteo personalizada.

Tanto online como presencial, lo que te vaya mejor 🙂

Y hasta aquí el post de esta semana, espero que te haya gustado.

Un abrazo grande,

 

 


Fotos: Belle Photography