tu blog de maternidad 
en positivo y en el color
que tú quieras

Sumérgete en el mundo del porteo, los pañalesde tela, la crianza natural y la disciplina positiva.

Crea un mundo mejor para tus hijos y ayúdalos a crecer para que se sientan amados y se conviertan en adultos felices.

Responsable: Cristina Amurgo Herrera, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como promociones de productos y/o servicios (correos comerciales) y recursos exclusivos. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: debes saber que los datos que me facilitas estarán alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign mediante su empresa ActiveCampaign, LLC., ubicada fuera de la UE en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver Política de Privacidad de ActiveCampaign Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en legal@timumama.com. Puedes encontrar más información en la Política de Privacidad.

La historia detrás de TimuMama

2 COMENTARIOS

Se podría decir que el pasado viernes 2 de diciembre de 2016 volví a parir. Por tercera vez.

Aunque esta vez no parí un bebé, sino que parí mi propia página web. ¡Quién me lo iba a decir!

Ha sido un embarazo largo, muchos meses de trabajo y muchos obstáculos en el camino.

No te voy a aburrir con todo lo que supone, hoy en día, ser madre de dos menores de 3 años y emprender.

Pero sí te voy a decir una cosa: vale la pena.

Vale la pena luchar por lo que se desea. Soy licenciada en Administración y Dirección de Empresas y llevo el emprendimiento en la sangre.

Siempre, desde bien jovencita, he sabido que quería emprender.

Con mi ahora marido, ya antes de casarnos, andábamos siempre maquinando a qué nos podríamos dedicar. Porque él es ingeniero informático y siempre tuvimos claro que él llevaría la parte técnica y yo todo lo demás.

Pero aún faltaba mucho trabajo por hacer, aunque entonces no lo sabíamos.

Soy una alma creativa y, entre otras cosas, me encanta el scrapbooking y la repostería creativa. En realidad, me encanta todo lo creativo.

Muchas veces se me pasó por la cabeza emprender en alguno de estos sectores, pero no me acababa de convencer. Aunque es algo que me encanta, lo veo más como un hobby.

Y, entonces, ¡sorpresa! Me quedé embarazada y tuve a mi primer hijo: Martí. Y todo cambió.

Me descubrí empapándome de información sobre crianza, sobre un montón de cosas que desconocía y ni siquiera me había planteado jamás.

Siempre había querido ser madre, pero la verdad es que me sorprendió la cantidad de cosas que daba por hechas y de las que, en realidad, no tenía ni idea.

O cosas que, simplemente, ni siquiera sabía de su existencia.

Ejemplos son:

  • parto respetado
  • lactancia materna
  • colecho
  • bebés de alta demanda
  • baby-led weaning
  • sillitas a contramarcha
  • porteo
  • pañales de tela
  • cosmética natural
  • crianza con apego

No acabaría nunca.

Y, además, no tenía ni idea de lo que significaba ser madre hasta que lo fuí.

Ni tampoco conocía a la leona que llevo dentro. Porque sí, me convertí en una leona. Pero eso ya os lo contaré otro día.

Volvamos a lo que os quería contar, a como nació timumama.

Descubrí el porteo y sus beneficios y, sin poder evitarlo, se convirtió en mi pasión.

Empecé a portear a mi hijo con un mei tai evolutivo Évolu’bulle de la marca Néobulle. Cuando cumplió los 6 meses, me compré una mochila Boba 4g. Y ya no pude parar de probar (y comprar) portabebés.

En la actualidad he perdido la cuenta de los portabebés que tengo y he tenido. Entre fulares tejidos, bandoleras de anillas, mochilas evolutivas, portabebés ligeros, mei tais… creo que tengo un stash de más de 15 portabebés. Este tema también da para otra entrada, jejeje.

De los portababés y la necesidad de mi hijo de ser llevado, de tener contacto constante conmigo, de necesitar tener acceso al pecho a todas horas tanto de día como de noche (lo que implicaba también tener que colechar, para poder descansar mejor), surgió todo lo demás: mi pasión por la crianza respetuosa. O crianza con apego. O crianza natural. Cada una que le ponga el nombre que prefiera.

Creo que la crianza debería ir enfocada a intentar cubrir las necesidades de nuestros hijos, intentar darles lo mejor. Y hacer lo posible por dejarles un mundo mejor. Para ello, creo que es clave estar informada.

La información es poder.

Infórmate. Lee mucho. Si tienes dudas, pregunta. Y una vez tengas toda la información, tú decides. Son tus hijos y tú decides como criarlos. Que nadie te haga dudar de ello ni por un segundo.

Yo no soy perfecta, ni pretendo serlo, pero intento tomar mis decisiones sobre crianza (y en general) después de sopesar toda la información que tengo a mi alcance.

Y de mi pasión por los portabebés y la crianza, nació TimuMama.

timumama es mucho más que una tienda online especializada en portabebés, pañales de tela, biocosmética y juguetes educativos.

Mi objetivo es fomentar la crianza respetuosa y ayudar a las mamás y a los papás en la aventura de la maternidad y la paternidad. Porque no es nada fácil. Y si te puedo allanar el camino, aunque sea solo un poquito, ya me doy por satisfecha.

Esta es la primera entrada del blog de TimuMama, en el que te hablaré de todos los temas que me apasionan: porteo, pañaleo, crianza respetuosa, juego libre, maternidad, lactancia, baby-led weaning… y muchísimas cosas más.

Como te decía al principio, vale la pena luchar por lo que deseas. Porque cada vez que ayudo a una mamá, me siento bien. Y porque emprendiendo con TimuMama, espero conseguir lo que siempre he querido: ser madre y emprender. Trabajar de algo que realmente me apasiona, con lo que disfruto. Y, sobretodo, poder estar con mis hijos y disfrutar de ellos. ¿Qué hay más importante que ellos?

Muchas gracias por leerme, por seguirme, por apoyarme y por visitar mi tienda online. Haciéndolo, contribuyes a que TimuMama crezca y yo con ella.

Todavía queda mucho trabajo por hacer, con el diseño del blog, con la tienda y con muchísimas cosas. Pero no me importa tener que trabajar duro para conseguir lo que quiero.

Todas podemos hacerlo. Es más, creo que todas deberíamos hacerlo.

Y tu, ¿a qué estás esperando?

¡A por ello!


Imagen destacada de Belle Photography.